Carbono neutralidad y carbono negativo: El futuro al que aspiramos

¿Qué es la carbono neutralidad y en qué se diferencia del carbono negativo? Este artículo dará respuestas y orientación sobre algunas de las grandes preguntas que muchas organizaciones se hacen hoy.

La pandemia de la COVID-19 ha visibilizado la vulnerabilidad de muchas organizaciones a los choques externos, por ello, ahora están pensando estratégicamente en el próximo riesgo a sus operaciones y a su sostenibilidad: la emergencia climática. Es por esto que, a pesar de los devastadores efectos de la pandemia de COVID-19, el 2020 fue un gran año para la mitigación del cambio climático ya que 3,222 empresas hicieron compromisos con la acción climática y 11 países incrementaron su ambición de reducción de emisiones. 

Para muchos, el verdadero desafío está en pasar del compromiso a la acción y llevar la transformación a todos los niveles de la empresa. Un buen punto de partida es comprender la definición de cada compromiso público. Las diferencias son claves para el planeta, para nuestras comunidades y para la reputación de las empresas.

Carbono neutralidad

De acuerdo a la UNFCCC la carbono neutralidad es cuando las emisiones netas de gases efecto invernadero (GEI) se equilibran y son iguales a las que se eliminan. Una organización puede ser considerada carbono neutral si compensa sus emisiones de GEI comprando créditos de carbono o apoyando iniciativas de reducción de GEI tales como proyectos de energía renovable.

La carbono neutralidad (o net-zero) es el objetivo acordado internacionalmente para mitigar el calentamiento global en la segunda mitad del siglo, y el IPCC concluyó la necesidad de un cero neto de CO2 al 2050 para mantenerse consistente con un incremento máximo de temperatura global de 1,5 °C.

Carbono negativo 

Carbono negativo (también conocido como climáticamente positivo) es cuando extraemos o capturamos más GEI de la atmósfera del que emitimos. Entender este concepto es clave ya que a partir del año 2050, debemos eliminar de la atmósfera más GEI de los que emitimos para garantizar un clima seguro para las generaciones futuras.

La ciencia nos dice que para limitar las peores consecuencias del cambio climático, debemos apuntar a la carbono neutralidad lo antes posible o al 2050 a más tardar, y que necesitamos esfuerzos rápidos de descarbonización a corto plazo en esta década.

¿Puede una organización ser carbono negativa? Microsoft ciertamente cree que sí, y asumió este compromiso a principios de 2020: «Para 2030, Microsoft será carbono negativo, y para 2050, Microsoft eliminará del medio ambiente todo el carbono que la empresa ha emitido, ya sea directamente o por consumo eléctrico desde que se fundó en 1975.«

Este 2021, las empresas tienen la oportunidad de respaldar sus compromisos públicos con la carbono neutralidad en acciones concretas, un gran reto incluso para aquellas organizaciones que ya cuentan con estrategias de sostenibilidad avanzadas y equipos capacitados.

Por: Hilany Buchelli, Subgerenta de Creación y Desarrollo de Libélula; 
Tina Chávez, Subgerenta de Comunicaciones de Libélula.

Visita nuestro sitio web donde encontrarás el calendario de nuestros eventos sobre carbono neutralidad, acción climática y finanzas sostenibles, además nuestra membresía corporativa para un año de servicios para la empresa que quiere transformarse hacia la sostenibilidad y la resiliencia. ¿Conversemos? Agenda una reunión aquí.

Convierte el cambio climático en una oportunidad de negocio

Únete a nuestro boletín mensual nexos+1 news y recibe la buenas nuevas de los actores del cambio

Más buenas nuevas para el mundo

Cambio climático
mayo 15, 2024
El mundo está avanzando hacia el camino de la descarbonización y ello se vio reflejado durante la COP28, dado que se alcanzó un acuerdo que señala el principio del fin de los combustibles fósiles, con lo cual todos los actores de la sociedad deben tener un firme compromiso para generar alternativas que permitan afrontar el cambio climático.
Empresas
mayo 3, 2024
el informe sobre inversión en resiliencia climática de GARI, así como la nota editorial de  cómo las empresas latinoamericanas deben actuar ante el incumplimiento de los objetivos climáticos y la transición hacia una economía baja en carbono.
Cambio climático
mayo 2, 2024
Según el Acuerdo de París, para mantener el calentamiento global a 1.5°C, las emisiones de gases de efecto invernadero deben alcanzar su pico antes del 2025 y reducirse 43% al 2030.

¡Gracias!
Te has suscrito a nuestro boletín

Recibirás casos de iniciativas sostenibles y noticias de una comunidad transformadora de más de 2,800 Gerentes de Responsabilidad Social, Sostenibilidad y Marketing en nuestro boletín mensual nexos+1 NEWS.

También puedes ser miembro de nuestra comunidad: